El color blanco en los vestidos de novia

Origen del vestido blanco de novia mis invitaciones de boda

El color blanco en los vestidos de novia

Hoy traemos un post de lo más interesante. Sabéis por qué los vestidos de novia son de color blanco en los países occidentales?

Si somos sinceros, nosotros nunca nos lo habíamos replanteado, sencillamente nos gustaba la idea de un vestido vaporoso y elegante de color blanco. Un día alguien del departamento nos preguntamos…de donde salió esta tradición? Así que, como no podemos estar quietos, nos pusimos manos a la obra estilo “equipo investigación” y comenzamos nuestra búsqueda online y offline, hasta dar con la respuesta, que por cierto, es de lo más sorprendente.

Actualmente y durante mucho tiempo el color de los vestidos de novia ha sido el blanco. Pero la popularidad de este color se remonta a 1840 año en que se produjo la boda de la reina Victoria con su primo Alberto de Sajonia-Coburgo.

Origen del vestido blanco de novia mis invitaciones de boda

Retratos de la boda de la Reina Victoria y su primo Alberto de Sajonia-Coburgo.

Para los interesados en historia hay que ponerse un poco en situación, la reina Victoria no estaba destinada a reinar en aquel momento, pero por razones familiares tuvo que tomar el mando y se casó por amor con su primo Alberto a los 18 años de edad. Añadimos que fue uno de los reinados más largos y prósperos de Reino Unido y a día de hoy su reinado es estudiado y recordado con mucho cariño por los británicos.

La reina eligió un vestido de color blanco para el acontecimiento, color que de aquellas era muy extraño para una boda. El retrato que se le hizo a la reina en su boda fue tan difundido que muchas novias optaron por un vestido similar en honor a ella. Vamos, que Victoria fue la “bloguera” del momento, su propuesta traspasó fronteras, religiones y siglos. Fue gracias a ella que el color blanco sigue siendo uno del favorito hoy día.

Origen del vestido blanco de novia mis invitaciones de boda

En estas fotografías podemos ver el vestido de la Reina Victoria y el retrato de su boda.

Antes de la época victoriana las novias podían casarse con vestidos de cualquier color excepto el negro (color propio del luto) o el rojo (que estaba relacionado con la prostitución).

El vestido de Victoria seguía la moda de la época en varios aspectos, en aquel momento estaban de moda los vestidos con un amplio escote, cintura de avispa y voluminosa falda, aunque este no fue excesivamente “lujoso” por decisión de ella. El diseño guardaba connotaciones “políticas”. Este estaba confeccionado únicamente con materiales procedentes del Reino Unido: satén blanco y encaje de Honiton. La reina llevó en su cabeza con unas flores de azahar, en vez de con una corona o diadema que sería más adecuada a su rango, y un velo unos tres metros y medio de largo. Como joyas llevó un collar y pendientes de brillantes y un broche que le había regalado su prometido. En su diario dejó escrito:

“Llevé un vestido blanco de satén con volantes de encaje de Honinton, que reproducía un diseño antiguo. Mis joyas fueron mi collar y pendientes turcos y el precioso broche de zafiro de mi querido Alberto”.

El vestido blanco vino a simbolizaba la pureza del corazón y la inocencia de la niñez (por esa razón también se utilizan en las comuniones). Posteriormente se le dio la atribución de que el color blanco simbolizaba la virginidad, pero digamos que esto no cuadró mucho ni en la época, ni ahora, ya que muchas de las mujeres que se casaban de aquellas con el color blanco eran novias viudas o divorciadas…por lo que…no sabemos muy bien a que vino este significado.

Antes de que el color favorito fuese el blanco, la gran mayoría de novias escogían el color azul, que se relacionaba con la pureza. A principios del siglo XXI las tendencias empezaron a variar aunque se sigue manteniendo el blanco como color fundamental del vestido nupcial.

Después de la boda de Victoria se fueron produciendo más “tradiciones” que hoy conocemos gracias a más reinas y princesas, que fueron incorporando pequeños detalles que hoy son muy utilizados. Por ejemplo, la princesa Alexandra de Dinamarca decoró su peinado con flores azhar como Victoria, años después  la princesa María de Teck incorporó encajes del traje de novia de la princesa Alexandra al suyo, es decir usó elementos antiguos o prestados de otros modelos.

María (abuela de la actual reina, si has visto la serie The Crown lo entenderás), adornó su traje de novia con los símbolos del Reino Unido, como son las rosas de Inglaterra, cardos de Escocia y tréboles de Irlanda. Por lo que el traje adquirió un sentido dinástico y de representación de los emblemas de la nación. La familia real británica comenzó, desde entonces, una nueva tradición que pronto se convirtió en moda y en un símbolo a través de países y culturas.

 

Un saludo, el equipo MidB